Radio H

Teatro Tronador se volvió a abrir con Mirtha y Susana como invitadas de lujo

Publicado el dia 17/01/2020 a las 21h13min
Las dos conductoras más importantes de la televisión argentina estuvieron en la reinauguración de la sala marplatense, Con alfombra roja y una multitud esperándolas en la puerta, ambas fueron a ver el show de Les Luthiers

Un vallado de una cuadra y una alfombra roja le dieron marco a la presencia de Mirtha Legrand y Susana Giménez en Mar del Plata, que estuvieron en la reinauguración del Teatro Tronador, que había cerrado sus puertas en 2015. El telón de la emblemática sala volvió a abrirse con un show de Les Luthiers, al que además de las divas, asistieron diversas figuras del espectáculo.

Sobre calle Santiago del Estero una multitud se agolpaba contra las vallas a lo largo de toda la cuadra, mientras los empleados de seguridad de riguroso traje negro intentaban contener a los periodistas. Los balcones de los edificios ubicados frente al teatro fueron palcos de lujo para familias, parejas y grupos de adolescentes de vacaciones, que analizaban la escena desde lo alto.

Mirtha Legrand, Marcelo González, Susana Giménez y Guillermo Seita
Mirtha Legrand, Marcelo González, Susana Giménez y Guillermo Seita

A las 19:20, sólo diez minutos después de lo que estaba previsto por la organización, la gente empezó a gritar y anunció que un auto comenzaba a atravesar la alfombra roja que se extendía hasta la esquina. En un Mercedes Benz color gris llegó Mirtha Legrand, con un vestido rosado, que se acercó a las cámaras y posó para que le tomaran imágenes sin interactuar con la prensa.

 

Fue diez minutos más tarde, mientras los fotógrafos todavía chequeaban en sus cámaras si habían logrado captar bien a la diva de los almuerzos, que los gritos volvieron a sentirse. Otro Mercedes se abría paso por Santiago del Estero y estacionaba en la puerta. Enérgica, de animal print y lentes oscuros, Susana Giménez salió del coche y saludó ante la ovación ensordecedora de la multitud.

El empresario Marcelo González, que hace cinco años compró el teatro y se propuso volver a ponerlo en actividad (Christian Heit)
El empresario Marcelo González, que hace cinco años compró el teatro y se propuso volver a ponerlo en actividad (Christian Heit)

Ambas representan las dos visitas del espectáculo más importantes de la temporada, dos figuras a la altura de las circunstancias. Y es que por la sala que acaba de reinaugurarse pasaron Alberto OlmedoMariano MoresJorge Porcel, entre muchos otros artistas de primera línea. La sala es un emblema de Mar del Plata, que tras más de tres años de trabajo vuelve a abrir totalmente renovada.

Poco antes de la llegada de Mirtha y Susana, por el hall del teatro ya deambulaban el empresario Marcelo González y su socio Guillermo Seita, las dos personas que desde hace más tiempo soñaban con este día. Luego de que el teatro cerrara en 2015 y de más de tres años de remodelación, fue Les Luthiers el encargado de hacer los honores sobre el escenario.

La sala de El Tronador durante los trabajos de refacción que llevaron más de tres años
La sala de El Tronador durante los trabajos de refacción que llevaron más de tres años

Uno de los primeros en llegar al Tronador fue el platero Juan Carlos Pallarols, quien además confeccionó placas con los nombres de Mirtha y Susana, que estuvieron en los palcos desde los que cada una vio el show humorístico. Pallarols tiene historia con el Tronador, ya que en el foyer del teatro hay una obra suya: un lobo marino hecho con restos de aviones ingleses de la Guerra de Malvinas, que sostiene una rosa con los nombres de los 44 tripulantes del ARA San Juan.

Pero esta noche, cunado a las 21:00 el telón volvió a abrirse ante las 790 butacas, significó sobre todo la recuperación de un espacio emblemático. Ahora, tras su completa renovación y habiendo sumado tecnología de última generación, el Tronador albergará todo tipo de obras y conciertos de nivel internacional, que le devolverán el brillo de las viejas épocas doradas a un espacio que fue testigo de las más grandes figuras.

El
El "Lobo marino", obra de Juan Carlos Pallarols en el foyer del teatro

“Se inauguró por primera vez en 1979 y desde ese entonces no le hicieron nada. Todo lo que tenía el teatro adentro lo doné a la ONG Gama. Sólo dejamos las paredes, lo levantamos 10 metros y adosamos locales y cocheras para poder emplazar el teatro como lo pidió la gente del Teatro Colón. Ellos hicieron un protocolo y yo lo seguí, por supuesto modernizado”, había explicado Marcelo González, uno de los dos dueños, antes de la reapertura.

Durante estos años de remodelación, varios famosos viajaron exclusivamente a Mar del Plata para conocer el nuevo edificio. Marcelo Tinelli, Nelson Castro y decenas de actores que recorrieron el lujoso foyer de mármol, los exclusivos camarines y la sala principal.

“Tiene un escenario desmontable hecho por torneras chilenas especializadas, accesos directos desde las cocheras a los palcos, siete niveles acústicos, todo lo necesario en cuanto a salidas de emergencia, sistemas de escape y servicios para discapacitados, cada butaca está hecha a mano...”, enumeró el empresario.

La entrada sobre calle Santiago del Estero, que da paso al teatro
La entrada sobre calle Santiago del Estero, que da paso al teatro

Además el Tronador alberga desde hace más de un año la primera sede del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón de Buenos Aires. Hay más de 200 alumnos tomando clases de Danza con docentes oficiales del teatro porteño, mientras que en un anexo del complejo funciona la Escuela Orquestal de Música y Canto.

Pero además hay mucho del Teatro Tronador que no se ve a simple vista: 70 toneladas de estructura metálica en su sistema de parrillas y en los puentes de maniobras, con 33 posiciones de colgado, sistemas de suspensión para decorados y varas de iluminación automatizados y un esquema de iluminación con 380 circuitos, instalados tras la demolición del techo y de su reconstrucción con más de 200 toneladas de hierro.

El Teatro Tronador cuando se estaban realizando las obras que tuvieron este jueves con la reinauguración su broche final (Christian Heit)
El Teatro Tronador cuando se estaban realizando las obras que tuvieron este jueves con la reinauguración su broche final (Christian Heit)

En ese sentido, el arquitecto Alfio Sambataro y el escenógrafo Enrique Bordolini, quienes formaron parte de este proyecto, coincidieron en que nunca antes se había encarado una obra de semejante magnitud en Mar del Plata. “Los teatros de acá son del año 80. Te podés imaginar lo que es hacer un teatro de semejante envergadura, con sala de piano, de odontología, de kinesiología, de audiovisuales, de maestros, tintorería, lavandería, restaurante y jacuzzi para el artista principal”, expuso González

“Lo compré hace 5 años. Me parecía que era un legado que había que dejar y no paré: llevo 39 meses de obra. Si no generamos una cultura en los adolescentes y una salida laboral diferente se hace difícil", terminó González, dejando entrever lo que comienza a jugarse esta noche: que el Tronador no sólo sea testimonio del pasado, sino también una parte importante del futuro del teatro en Mar del Plata.

Fuente: infobae.com

ESPACIO PUBLICITARIO