Radio H

La Fanfarria del Capitán, la banda argentina que le puso música a La Casa de Papel

Publicado el dia 02/09/2019 a las 22h00min
Con su rock-folk latino y balcánico, la rompe en Europa. Y llamó la atención de los productores de la serie de Netflix, gracias a su versión de Bella Ciao.

Todo proyecto creativo ostenta momentos bisagra en su afán por compartir su arte. En el caso de una banda de música, puede ser un show emblemático, o una canción que deviene en hit. Pero en ocasiones, esos hitos pueden ser más silenciosos: porque se dan de manera indirecta, o simplemente porque nadie creyó que valía la pena resaltarlos.

La Fanfarria del Capitán pertenece a ese segundo grupo. Remadores incansables de la escena independiente argenta, su combo de rock con ritmos latinos y balcánicos pegó fuerte en Europa, continente por el que ya giraron 9 veces. En 2011, durante su primer tour, se toparon de casualidad con Bella Ciao, la canción de resistencia antifascista italiana.

Lo que nunca imaginaron es que gracias a ese himno de los partisanos, llegarían a ser parte de la banda sonora -y aparecer en una secuencia- de la tercera temporada de La casa de papel, una de las series más vistas de Netflix. De ahí que el mes pasado, el grupo vivió una explosión mediática en España.

 

"Bella Ciao es el leit motiv de La casa de papel. Y es nuestro nexo con la serie”, cuenta Vicky Cornejo, voz y acordeón de La Fanfarria. “Hay muchas versiones. Le mandamos nuestra versión, a ellos les encantó el video, les gustó la banda, la fuerza, la forma de cantarla, y ahí nos invitaron a participar”.

Fundada por ella, Jerónimo Cassagne y Francisco Mercado en 2004, el grupo tiene cuatro discos editados y en noviembre lanzan Magias de hoy, su quinto, donde grabaron con la Amsterdam Klezmer Band, "la más conocida del mundo de la movida balkan", chapea Vicky.

-¿Dirían que son más populares allá que acá?

-Sí, se podría decir. Pero, bueno, depende desde dónde lo mires.

Vicky cuenta el largo devenir del grupo y su particular estilo. "Nuestra música es rock con muchos ritmos latinos y folclores del mundo, música de Europa central, tipo balkan (región balcánica) o klezmer (judía). Y en los festivales de verano de Europa, esa música va muy bien”, describe.

"Fuimos creciendo: empezamos tocando en festivales chiquitos, y ahora, por ejemplo, en el 'Pohoda' de Eslovaquia, fuimos headliners en el escenario grande: ahí tocó Liam Gallagher y después nosotros. Gran honor. Hicimos un desarrollo de carrera bastante enfocado allá”, agrega.

Su bitácora de viajes incluye aventuras festivaleras por Rusia (seis veces, la última junto a Bersuit, durante el Mundial), China, Japón, Kasajistán y Kosovo. Para el 2020 ya tienen pautado visitar Malta y México.

-¿Cómo llegan a tocar "Bella Ciao"? 

-En nuestra primera gira de 2011, hicimos Bella Ciao cuando una persona del público se subió al escenario con una partitura y pidió que la toquemos. Era un festival muy particular de carpinteros tradicionales alemanes, una cofradía muy milenaria. Una vez por año se juntan y hacen una movida social. Cuando termina ese mes, hacen una gran fiesta, y ahí tocamos nosotros.

-¿Por qué decidieron sumarla a su repertorio?

-Porque todo el mundo se volvió loco. Porque es una canción emblema de la movida anarquista de resistencia. Y porque además es un tema que se conoce en todos los países, en todos los idiomas. Entonces es un rompehielos. En 2014 la grabamos en vivo; en 2016 la grabamos en un álbum; y en 2017, hicimos un videoclip en Amsterdam, en un centro cultural ocupado.

-Justo cuando se estrenó la serie.

-Sí. Cuando explota la serie en la Argentina, le mandamos el video a la productora. Y da la casualidad que estaban escribiendo el guión de la tercera temporada, en la cual Helsinki y Nairobi (Alba Flores, la nieta de Lola Flores) viajaban a la Argentina. Y como Helsinki es serbio, y nuestra música tiene una onda balkan, entraba perfecto una banda argentina que tocaba Bella Ciao hace años, era muy genuino. Ahí nos invitaron a participar en la secuencia y la música que suena es nuestra.

-¿Con qué canción musicalizan esta tercera temporada?

-Con un tema nuestro original que se llama La flor y el libro, que recién estrenamos el videoclip. Es el último tema del disco anterior, La Giravida. Es un cierre de fiesta del álbum. Y era perfecto para esa secuencia.

-¿Siguen siendo una banda autogestionada?

-Sí, hacemos todo nosotros, no tenemos un sello atrás que nos organice las cosas. Eso es parte de nuestra resistencia, de hacerlo uno mismo. El objetivo es tener un trabajo sostenible y con independencia creativa. Viajar, tocar, participar de estos festivales, intercambiar y escuchar con músicos de todo el mundo. Es un trabajo muy grato.

-¿Cómo empezaron la banda?

-Con Jero y Fran somos amigos de la escuela, de toda la vida. Empezamos con la banda a los 16 años. Siempre fue nuestro proyecto de cabecera, mientras estudiábamos y trabajábamos de otras cosas. Hasta esa primera gira de 3 meses por Europa, ahí decidimos dedicarnos a full a esto. Cuando volvimos, planeamos la gira de 7 meses por Rusia, China y Japón. Y ya arrancamos a vivir de esto.

-¿Podríamos decir que son una banda nómada?

-Sería un buen título para la banda. Es parte de nuestra esencia. Ese movimiento nos nutre. Muchas veces se pierde plata en las giras. Pero se trata de todo lo demás que ganás: experiencia, conocer gente, músicas, inspirarte. Ahora somos sostenibles, podemos vivir de esto. Y por momento es jugar en las grandes ligas, tocar en escenarios gigantes, para 30 mil personas. Y te la tenés que bancar, estar preparado para hacer un line-check en un minuto y salir. O tocar y no pasarte ni un minuto más ni uno menos. Cosas de un nivel de profesionalismo que te lo impone el lugar. 

-¿Creés probable que eso suceda acá: hacer un show para 30 mil personas?

-Sí, obvio. No lo veo improbable, sólo hay que tener paciencia, saber que las cosas llegan cuando tienen que llegar. En algún momento sucederá.  Ahora, el 5 de septiembre tocamos en el JJ Circuito Cultural; el 6 de diciembre en el Festival Emergente; tenemos una gira por Chaco el 20, 21 y 22 de septiembre. Y el lanzamiento de disco a fin de año. La gira por Chaco la hacemos con un escenario solar, el "Nómade Solar", se llama.

-¿Cómo es eso?

-Es un proyecto que importamos de unos festivales solares de Inglaterra y Alemania. Es un tráiler que se abre y se convierte en escenario. Está abastecido a paneles solares y baterías. Entonces podés tocar donde quieras. Es totalmente autónomo y mucho más seguro porque no tenés cables. También tenemos un vino orgánico que se llama "El Vino del Capitán". Exportamos unas 900 botellas al año. Y se lo damos a los organizadores en los festivales para que lo vendan. Es parte de hacer sostenible nuestro proyecto.

La Fanfarria del Capitán: Mauro Farras (saxo), Joni Strugo (bateria), Vicky Cornejo (voz y acordeón), Jero Capitán (guitarra), Fede Sánchez (bajo), Francisco Mercado (violín ) y David Simbolo (martillo). Foto: Santiago Ropero.

 

La Fanfarria del Capitán: Mauro Farras (saxo), Joni Strugo (bateria), Vicky Cornejo (voz y acordeón), Jero Capitán (guitarra), Fede Sánchez (bajo), Francisco Mercado (violín ) y David Simbolo (martillo). Foto: Santiago Ropero.

-Y de mantenerse independientes.

-Claro. Siempre tratando de crear música y mantener el espíritu libre para poder expresar lo que queremos, sin tener que responder a otra persona que te diga lo que tenés que hacer. Hoy, lo bueno de la democratización de los contenidos es que todos pueden mostrar lo que hacen. Al haber más, también es más difícil destacarse. A nosotros nos pasó con La Casa de Papel. Podía no pasar nada, pero pasó. Es patear las puertas, tener mucha perseverancia y amar lo que hacés.

Fuente: clarin.com

ESPACIO PUBLICITARIO